Clases Ana

Bueno, bueno bueno…hoy toca regalito. Bieeeen!!!!!!

¿Se te resiste el tema de los logaritmos?, ¿Crees que los logaritmos son difíciles?

Pues para demostrarte que no son tan feos como los pintan, te dejo por aquí, a modo de adelanto del nuevo curso, un regalito.

Es una ficha donde encontrarás las propiedades de los logaritmos y los trucos que yo uso para que este tema sea coser y cantar.

Pero antes, voy a contarte algunas curiosidades de estas temidas operaciones.

Spoiler Alert: No, no se inventaron para que este curso fuera un infierno, ni para martirizarte, jejejeje. La realidad, es que sirven para simplificar o comprimir información. Es decir, han venido a hacernos la vida más fácil, por mucho que pienses lo contrario.

Se usan por ejemplo, para medir el nivel de ruido de una habitación, el nivel de un terremoto o cuánto brilla una estrella, ¿no es bonito?.

Estamos muy acostumbrados a escuchar, por ejemplo, que un terremoto ha sido de nivel 3 en la escala de Richter, lo curioso es que se tiende a pensar que si el nivel ha sido 6 en esta misma escala, corresponde a un terremoto del doble de intensidad, pero no.

Te cuento, a modo de curiosidad,  que un terremoto de nivel 3, es un terremoto menor, que raras veces provoca daños y que libera la energía equivalente a la explosión de una planta de gas o a  181 Kg de TNT. Sin embargo el de nivel 6, ya es un terremoto fuerte que puede provocar daños hasta en 160 Km a la redonda y que libera la energía equivalente a 1270 Toneladas de TNT.

Como ves, estas cifras se disparan rápidamente, según subimos de nivel en esta escala, por eso se usan los logaritmos, para que esta información sea más sencilla de usar y apreciar que el crecimiento en esta escala no es el de una función lineal, sino logarítmica.

Si, muy bien…”cuántos terremotos voy a medir yo en mi vida” (os oigo comentar desde aquí) pues quizá ninguno, pero y si te dijera que usas escalas logarítmicas sin saberlo y las ves con muuuucha frecuencia en tu día a día. Pues sí, estamos hartos de escuchar hablar del pH de la piel, de los jabones que usamos, cremas, etc… y como bien adivinas, son escalas logarítmicas, que se utilizan para saber si una sustancia es ácida o básica.

Ahora qué! ¿los usamos o no? jejejeje.

Pero dejando al lado las catástrofes y estos temas de la piel… hablemos de algo más bonito: la música.

¿Qué creías que aquí no iban a aparecer los logaritmos? Pues claro que yes!

Aquí están ellos dándolo todo, y es que la relación que existe entre la frecuencia en la que vibran las notas musicales también es logarítmica. De hecho, un pentagrama ya representa una escala logarítmica.

Y así podría seguir citando un montón de situaciones en los que se usan estas escalas logarítmicas para comprimir información, pero me encantaría que investigaras, lo descubrieras por tí mism@ y me dejaras en comentarios qué has encontrado.

Y como todo superhéroe tiene su némesis…los logaritmos tienen antilogaritmos, flipa! pero eso lo dejamos para otro día, no?

Yo, como lo prometido es deuda…aquí debajo te dejo de regalo la ficha con sus propiedades.

Además, en la web, os he dejado un curso en el que os explico de forma fácil y sencilla y con un montón de ejercicios resueltos y comentados de logaritmos.

Si quieres aprender de una vez por todas este tema…pincha aquí y vas direct@ al curso, aprovechando que está al 50% hasta finales de noviembre de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.